Daniel Gershenson

“El Congreso de la Unión expedirá las leyes que regulen las acciones colectivas. Tales leyes determinarán las materias de aplicación, los procedimientos judiciales y los mecanismos de reparación del daño. Los jueces federales conocerán de forma exclusiva sobre estos procedimientos y mecanismos.”
Artículo 17 constitucional.
La única esperanza para el pensamiento, es desviar la mirada del camino trillado.
T. Adorno

Daniel Gershenson

Conocí a Daniel Gershenson hace tres años y medio de la manera nos que teníamos que conocer, en una protesta. Coincidimos en la lucha contra las empresas de espectaculares que mutilan y destrozan árboles para mejorar la visibilidad de sus anuncios, ante la complicidad corrupta de los gobiernos.

De esos días han corrido muchas, marchas, cartas, protestas y viajes, todo con sus risas y sus corajes incluídos. Recuerdo especialmente aquellas acciones casi heróicas, para salvar jacarandas y palmeras, en plena madrugada. Anécdotas que algún día tendremos que contar.

Hace tres años me llamó para comentarme que tenía en marcha un proyecto de impulsar las acciones colectivas en México, para mejorar el acceso a la justicia. Recuerdo haber leído algo de esas acciones colectivas en mis clases de derecho, por lo que la iniciativa de Daniel me pareció de la primera importancia. Realizó un foro con el ITAM, que fué ejemplo de articulación sociedad civil, políticos y academia (aunque meses después corrieran a varios académicos del ITAM). A quienes ahí participamos nos quedó claro que está iniciativa tendría que ser prioritaría para México.

Después vinieron meses de laberínticas discusiones en el Senado de la República, donde sentados en mesas con algunos representantes del sector privado, Daniel y el grupo de académicos, batallaba por lograr civilizar a lo peor de la clase empresarial en México. Esa que le molesta la competencia y que prefiere ver un ciudadano sin derechos y desinformado. A punta de empujones y con el apoyo de algunos políticos sensibles, la iniciativa avanzó en la Cámara de senadores y ayer se aprobó en la Cámara de diputados.

Ayer en la palza Río de Janeiro, Adriana Labardinni y Daniel Gershenson quienes forman la asociación Al Consumidor, me comentaron que la idea de impulsar las acciones colectivas en México surgió de una charla de sobremesa entre ellos. Charlas de sobremesa hay muchas, ideas para revolucionar al mundo miles. Pero se requiere una voluntad de acero para llevar una propuesta de la sobremesa de un restaurante, a mover la voluntad de la clase política, para mover al mismísimo Congreso de la Unión. Ese es Daniel.

Falta mucho, para empezar que 17 legislaturas locales aprueben la reforma al artículo 17 constitucional. Necesitaremos mucho apoyo en los estados, por ejemplo. Pero hoy podemos respirar y aprender de este logro ciudadano. De que es posible cuando se conjugan inteligencia y voluntad. Cuando nos articulamos y ponemos de nuestra parte.

Ayer después de la conferencia de prensa, Daniel fiel a su costumbre, tomó una llamada y empezó a deambular por los pasillos de la Cámara, al regresar, con los ojos rojos sólo alcanzó a decirme, “me llamaron de Hermosillo”. Termino mi pequeño homenaje a Daniel mi amigo, me voy porque al rato vamos a comer. A ver que depara la sobremesa.

Vientos Cerebro!

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

Una respuesta a “Daniel Gershenson

  1. Para Telcel es costumbre vender servicio 3G y cambiarlo a EDGE (más lento), a GPRS (aún más lento), o incluso a 3g, edge y gprs (sin datos), pero cobrar el mes completo sin las horas acumuladas de un servicio menor al contratado.
    Para Cablevisión, es común introducir comerciales aún interrumpiendo programas, y en el caso de su servicio de internet reducir la velocidad, tener cortes intermitentes que impiden bajar archivos grandes, suspender el servicio y cobrar el mes completo.
    Para las telefónicas y bancos es muy común dar servicios de “valor agregado” gratis por 1, 2 o 3 meses, al final de los cuales los dejan obligando a que el usuario llame para cancelarlos.
    Para los bancos es común ofrecer seguros en sus productos de los cuales uno siempre mira el cobro pero jamás conoce las cláusulas y cuando llega el momento de reclamar, el seguro no aplica para el supuesto anunciado.
    Para Telcel es muy fácil desconectar el servicio de chat de BlackBerry con Iusacell pero decir que su servicio es mundial sin anunciar que el servicio está excluido donde hay “competencia”.
    Pese a que la lista sería interminable, durante la discusión y durante la reforma gandalla al 17 constitucional (la de hace un año), llegué a escuchar comentarios como que las acciones colectivas promoverían la industria del chantaje. Aún si fuera el caso, que lo dudo, la fuerza de las acciones colectivas está en que comenzará a destruir la industria de la hijoeputez hoy orgullo de telefónicas, cableras, bancos y aseguradoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: