El derecho como campo de batalla

Extracto de la conferencia presentada en la Reunión Latinoamericana sobre VIH, Servicios Legales y Derechos Humanos celebrada el 26 y 27 de abril de 2010 en México DF.

Los tratados internacionales, las conferencias y declaraciones sobre VIH, las  y los activistas expertos y académicos coinciden en vincular estrechamente las temáticas asociadas al VIH con los derechos humanos, en específico con la prohibición de la discriminación, el derecho a la salud, el derecho a la intimidad, entre otros. Lo anterior hace indispensable preguntarnos regularmente sobre el contexto político y los derechos humanos.

Me refiero no sólo al importante esfuerzo de documentación y registro de las violaciones a los derechos humanos en cada país e incluso en la región, sino a identificar con precisión las tendencias globales contrarias al avance de los derechos humanos que repercuten en lo local. Esta capacidad es básica si queremos desplegar un conjunto de acciones, en específico de tipo jurídico, que resulten eficaces.

Si nos planteamos el uso de la ley para hacer avanzar una agenda en clave de derechos humanos estamos obligados a diagnosticar de la manera más completa posible, nuestra realidad y los factores que influyen en ella. Es evidente que y las y los defensores de los derechos humanos enfrentamos una realidad crecientemente compleja.

El campo jurídico no escapa a esa complejidad. Un ejemplo de lo anterior es como, de modo paradójico, el fortalecimiento del sistema de derecho internacional e interamericano de los derechos humanos, convive a la vez con un proceso de retroceso en los indicadores de derechos fundamentales en nuestra región.

Para los efectos de la realidad latinoamericana me parece pertinente recordar la noción de campo jurídico de Pierre Bourdieu. Para el sociólogo francés el campo jurídico es el lugar donde se enfrentan permanentemente diversas concepciones sobre la forma de entender el derecho y sobre los principios que deberían regirlo. Se caracteriza por:

1. Ser un espacio limitado por la idea de competencia jurídica en la que se deja por fuera a aquellos que no cuenten con dicha competencia, que son denominados como profanos.

2. Como el campo es un espacio de lucha, en este se da una lucha por entender el derecho (tensión permanente entre teoría y práctica).

3. Las reglas que operan en el campo jurídico son las reglas de conducta que determinan que se debe o no hacer por parte de los agentes para decir lo que es el derecho.

4. Existe una fuerte correspondencia o analogía entre la posición de los agentes en el campo jurídico y su posición en el campo social y cultural. Desigualdad fáctica.

5. Para Bourdieu la lucha que se da en el campo jurídico no es la lucha por la eficacia o por la justicia sino que los diversos agentes pelean por el monopolio de decir o imponer lo que es el derecho. Pero para evitar caer en alguno de los dos extremos se requiere una autonomía que produce que las prácticas jurídicas sean el resultado del campo.

Estemos o no de acuerdo con la conceptualización de lo jurídico de Bordieu, esta tiene la ventaja de presentarnos a lo jurídico como complejo, dinámico y contradictorio. En resumen, un territorio de lucha. Es en un campo con estas características donde los derechos fundamentales se definen, se especifican o se limitan. Quienes participamos entonces en este campo debemos estar preparados, en principio con un buen análisis de la realidad.

Por ejemplo una tendencia contraria a la garantía de los derechos humanos son las legislaciones y políticas públicas de varios países de la región que criminalizan a los migrantes y los excluyen con esto del acceso a los derechos. Dichos dispositivos jurídicos tienen finalmente impacto en los temas relacionados con el VIH como empieza a demostrarse en investigaciones empíricas.

Otra tendencia es la aparición de las doctrinas del derecho penal preventivo, el resurgimiento de las teorías de la “guerra justa” y la justificación de la tortura por la seguridad nacional o el combate al crimen organizado o contra las drogas. Por más lejos que parezcan estar, tarde o temprano todos estos temas plantearán retos para un adecuado abordaje de las problemáticas relacionadas con el VIH.

No todo sin embargo, obedece a las grandes tendencias globales y con frecuencia suelen existir procesos exclusivamente nacionales e incluso dinámicas comunitarias que generan violaciones a los derechos humanos, diagnosticarlas adecuadamente es parte de la base sólida de cualquier estrategia de jurídica y de derechos humanos. Finalmente resulta importante entender la correlación entre las tendencias locales y globales y que las fronteras entre una y otra no son siempre del todo claras.

Convoco a abogadas y a abogados a problematizar las definiciones de derecho propiamente jurídicas que muestran a nuestra disciplina como un ideal ordenamiento de la sociedad con base en la justicia. Si queremos transformar nuestra realidad desde la perspectiva de los derechos humanos, nuestro análisis tiene que incorporar, la dimensión política y las tendencias y contratendencias que inciden en nuestra acción.

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: