Velas por la justicia

(Texto publicado en el Blog de la Asamblea Nacional Ciudadana http://www.animalpolitico.com/blogueros-el-blog-de-anca/)

Paulette Ramírez @PouletMlle y Jesús Robles Maloof @roblesmaloof *

Domingo 14 de febrero de 2010. Tras 15 horas de vigilia en el Ángel de la Independencia, la abogada Lucha Castro tomó la palabra:

“Es muy importante que la ciudadanía haga conciencia: la violencia en Chihuahua y en otros estados es un tema de todos. Tarde o temprano nos tocará vivirla de manera cercana por lo que tenemos que exigirle al gobierno federal y estatal un cambio de rumbo”.

Se cumplían 15 días de la masacre de 15 jóvenes en villas de Salvárcar en ciudad Juárez. Un poco emocionada por el gesto, agradeció la solidaridad de mujeres y hombres ahí reunidos. Nos dijo que “debíamos reforzar la protesta social porque venían tiempos difíciles”.

Lucha Castro tenía razón. El 16 de diciembre frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua fue asesinada Marisela Escobedo quien exigía justicia por su hija Rubí Marisol asesinada dos años atrás. Lucha, amiga y abogada de Marisela, la acompañó en todo momento. Juntas evidenciaron la indolencia en la procuración de justicia del gobierno de Chihuahua y del gobierno federal que permite la impunidad de las bandas criminales y, en casos probados, participa en ellas.

Ante esto, conviene cuestionarse: ¿una mayor protesta social pudo haber detenido el asesinato de Marisela Escobedo y de cientos más personas inocentes?

Decía Henry D. Thoreau que no venimos a hacer de este mundo un lugar mejor, que llegamos a vivir en él, sea bueno o sea malo, pero tenemos que asegurarnos de “no prestarnos” a hacer el daño que condenamos. Quizá esta idea funcione como regla básica de reflexión y actuación ciudadana. Las acciones de protesta y las que tienden a difundir propuestas alternativas, tanto en los espacios físicos como en internet, tienen un valor en principio fundamental: “no prestarnos”.

¿Son suficientes las protestas espontáneas para cambiar la realidad? Quizá no lo sean. Los procesos de toma de conciencia requieren de información, reflexión, deliberación, creación de redes de acción y de estrategias adecuadas a cada contexto. Adicionalmente el que un colectivo de personas tome conciencia y actúe en lo público, no garantiza la incidencia o la transformación de la realidad determinada. En la mayoría de los casos cambiar las cosas requiere de la conjunción de factores complejos, entre ellos, un alto grado de descontento social.

Pero callar ante la violencia contribuye a “prestarse” a su arraigo, a su “normalización”. En cambio, levantar la voz ayuda a generar mayor conciencia y a la postre contribuye a la fuerza transformadora. Semanas después de la matanza de Tlatelolco, aparecieron veladoras en la plaza de las Tres Culturas. Decidieron no prestarse. El 17 de diciembre pasado una ciudadanía anónima también instaló estas luces en el lugar donde murió Marisela, en el Distrito Federal y en otras ciudades. El gobierno de Chihuahua ha quitado las veladoras y quienes han decidido no callar, las vuelven a colocar. Son ya símbolo de la exigencia de justicia.

Al empezar el año existen síntomas de descontento y de condiciones para una mayor articulación. Thoreau nos enseñó también que ser un buen ciudadano es negar la lealtad u oponerse a los gobiernos cuando su tiranía o ineficacia sea desmesurada o insoportable. A eso convocamos, a no ser “leales” a lo que genera violencia, a seguir encendiendo veladoras, a decir ya basta de sangre, a no prestarse.

PD. El 5 de enero fue asesinada Susana Chávez en Chihuahua, por ella también se encenderán veladoras, ¿por cuantas mujeres más? ¡Ya basta!

* Integrantes del @ContingenteMX http://www.contingentetw.org

** En el D.F., a partir del 3 de enero y durante 30 días, se instalarán veladoras afuera de la representación del gobierno de Chihuahua en memoria de Marisela Escobedo y Susana Chávez en Pánuco 108, Col. Cuauhtémoc. Ahí mismo habrá un minuto de silencio todos los días a las 12 p.m.

 

 

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

Una respuesta a “Velas por la justicia

  1. Pingback: Velas por la justicia (via Roblesmaloof’s Blog) « Jestoryas's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: