Marcha Nacional, día 4. Jornada final.

‘Señores de la muerte, estamos de pie’.  Javier Sicilia.

Zócalo, 8 de Mayo de 2011.

A las madres y los padres víctimas de la violencia con quienes caminé cuatro inolvidables jornadas.

La vida tiene momentos únicos. Suceden y el resto de tu vida regresas a ellos a través de los recuerdos y las emociones. Sabes que son únicos desde el momento en que los vives. No lo puedes explicar, pero lo sientes con claridad. Cuatro días de un viaje a través del dolor de mujeres y hombres que han perdido lo más importante en la vida. Cuatro días de entender que una sociedad no puede construirse sobre la base del olvido o el simple perdón de los agravios. Entender que requiere fundar su convivencia en el respeto a las normas legales y en los procesos de justica y reparación.

Días de pensar en construir un Estado que funde gobiernos que se averguenzen de las tragedias y actúen en consecuencia, que no solo oigan sino que escuchen, que seamos capaces de colocar en los puestos públicos a lo mejor de la sociedad y no a quien sobrevive en la lucha política bajo la ley de hipotecar el bien común.

El domingo salimos de Ciudad Universitaria a la 8:33 horas visiblemente reforzados por la presencia capitalina, muchos ciudadanos la mayoría de ellos sin organización y bandera, pero agraviados por igual. La última jornada fue diferente. La respuesta masiva hizo explotar la diversidad de las víctimas, porque el crimen y la corrupción no reconocen diferencias. Nunca había estado en una marcha (seguro en mucho tiempo no lo estaré) que reuniera a tal diferencia de dolores, edades, intereses e ideologías. LLegando al Eje central, tras recorrer Universidad y Churubusco, la marcha se volvió lenta ante la masiva presencia. En Bellas Artes, el recibimiento fue ensordecedor, miradas que buscaban en quienes llegábamos de Cuernavaca, algo de esperanza.

Ya en el Zócalo, pasadas las 4:30 de la tarde, los discursos reconstruyeron la historia reciente de nuestro país a través de sus tragedias. Momento también para responder a la pregunta de ¿Qué sigue? con la propuesta de un pacto nacional y una serie de propuestas concretas que servirán de base para un diálogo nacional. Patricia Duarte, Madre de la guardería Abc, leyó el texto del pacto, tras lo cual dio nombre a las 49 niñas y niños que fallecieron en Hermosillo hace casi dos años. Estrujó más de un corazón, cuando con su voz en lo alto gritó; “Andrés Alonso García Duarte, ¡mi hijo!” todos respondimos; “no debió morir”.

Sicilia acudió a la palabra y no defraudó. Cuando algunos gritaban “muera García Luna” les contestó: “Que no muera, que lo corran mejor. No más muertes, no más odio, más violencia es más dolor”. Le dijo a los poderes de esta nación que debían de aprender a mirar y a escuchar. Cuestionó a los poderes municipales, estatal y federal su presencia en Tamaulipas cuando sus tierras se convertían en cementerio. Invitó a no aceptar otra elección hasta que los partidos políticos no limpiaran sus filas de delincuentes. Exigió la revocación de mandato y dejar de lado intentos represivos como las reformas a la ley de seguridad nacional. Se criticó y nos criticó diciendo que debimos salir a la calle en el momento que la Suprema Corte no hizo justicia para las víctimas de la Guardería ABC.

Agotado, escuchaba el discurso al mismo tiempo que mi cuerpo pedía tregua. Abrí bien los ojos para recordar esos momentos. Por mi mente pasaron los cuatro días. Pensé que había cumplido con un deber cívico de caminar por mi amigo Quetzalcóatl. Estuve seguro que, si no le hubiesen privado de la vida una semana atrás, estaría ahí entre nosotros. 5 minutos de silencio por las víctimas hicieron del Zócalo un lugar de otro mundo, el silencio que interpela desde el dolor. Con unos discursos finales terminó nuestro camino ese domingo.

Mientras salía del Zócalo por 16 de septiembre, entendí para que había servido esta marcha. En principio, cosa que pocos han destacado, sirvió para que las víctimas se reconocieran, para que la empatía sellara un compromiso de lucha. Hablaron entre ellas por cuatro largas jornadas. Se encontraron en los lugares comunes de la justicia mexicana, alcanzaron a bosquejar un camino diálogo horizontal, entre pares. Diálogo que es necesario cuando los gobiernos no escuchan. En segundo término la marcha le ha dado a este país otra oportunidad de discutir su posibilidad de convivencia. Su futuro inmediato. Desde Felipe Calderón, pasando por toda la clase política, la marcha no ha pasado inadvertida. Lo más importante es que las personas comunes han discutido y opinado sobre nuestra realidad. Eso tiene un efecto concreto que quizá aún no seamos capaces de apreciar.

Fuera del Centro Histórico, inmediatamente empecé a extrañar a mis compañeros de viaje de quienes aprendí lecciones de coraje y dignidad. Escribo este texto dos días después de aquella tarde, aún me duele el cuerpo pero mi alma se encuentra renovada. Nos vemos el 10 de junio en ciudad Juárez.

Contra los muros de David Huerta

Contra los muros vuelve a nacer la espiga del sueño,

luego de una larga caminata se construye

la serie luminosa de  los conocimientos…

Texto del pacto nacional

http://bit.ly/jzEMIT

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

8 Respuestas a “Marcha Nacional, día 4. Jornada final.

  1. Alejandro Gonzalez

    Estoy de acuerdo, los efectos de la marcha aún no son palpables, menos aún cuando presidencia ha demostrado que si oye pero no escucha.
    Saludos.

  2. Qué bello, Jesús! El camino por recorrer es largo, los recuerdos de esos días nos acompañarán: las familias quebradas recordando a sus seres queridos y los miles que marcharon en silencio, solidarios, buscando una respuesta.

  3. Calma

    Estás saturando el cuello de botella que de por sí es twitter.

    Calidad y no cantidad. Activismo no igual a intensidad. Buenas intenciones no son justificación de nada.

    El tener gente que escucha implica pensar dos veces lo que se dice.

    Ponte filtro.

  4. María

    Gracias por compartir tu experiencia para aquellos que nos encontramos lejos y vemos la situación desde el exterior. Seguimos en solidaridad.

  5. Fue muy emocionante seguir la Gran Marcha por la Paz que combocó el Poeta Javier Sicilia, me hubiera gustado estar allí, pero me fue materialmente imposible, como creo que a muchísimos más, no sólo en el País, sino en muchas otras partes del mundo, pues es tanta la solidaridad global que han generado los reclamos Ciudadanos, que no nos hemos de cansar de decir que celebramos la osadía de estos valientes luchadores por la Democracia, por la Paz y por la Justicia, QUE SE HAN ATREVIDO A TOMAR EL CIELO POR ASALTO, con ellos vamos a cambiar al País y al mundo tarde o temprano (más temprano que tarde)
    Se dado un enorme paso en la, ya larga y extendida, lucha por la construcción de la verdadera Democracia del siglo XXI; exigiendo, para empezar el reconocimiento y respeto irrestricto de todos los Derechos de todas las Minorías….

  6. Pingback: Marcha Nacional, día 4. Jornada final. (via Roblesmaloof’s Blog) « Jestoryas's Blog

  7. roblesmaloof

    Gracias por sus comentario y por el seguimiento a la marcha nacional. Sigamos construyendo argumentos para un debate nacional sobre las políticas de seguridad y social. Así como la representación política. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

Comunidad twitter

A %d blogueros les gusta esto: