Cuando dialogar.

Ayer platiqué con Geraldine Juárez (@sinkdeep) sobre nuestra realidad y los movimientos que en la sociedad buscan transformarla. Hablamos también de otros países, como siempre aleccionador. Durante la conversación recordé los temas recurrentes de quienes buscamos en cambiar el status quo. ¿Gradualismo o cambio total? ¿diálogo o acción directa? ¿acciónes a corto o a largo plazo?

Recordé aquella lección de mis maestros en la defensa de los derechos humanos, que en los 70 en las asambleas de la izquierda, había posiciones que pugnaban por no entrar en el juego del Estado y sus reglas, dado que el derecho estaba construído para la opresión del pueblo. Aunque ellos creían lo mismo, no hicieron tanto caso porque se enfrentaban a la decisión de interponer o no amparos judiciales para proteger la vida de compañeros ilegalmente detenidos. Así salvaron muchas vidas. Para alguien que promueve los derechos humanos el Estado es fundamental para su consecusión, por eso continuamente nos relacionamos con el gobierno, el poder legislativo y judicial. Establecemos diálogos y alianzas.

No obstante hay contextos que cambian y coyunturas específicas. La Marcha Nacional por la Paz con Justicia y Dignidad fué interpelada por Felipe Calderón, primero de un modo retador, después vacilante y al final ofreciendo diálogo. Quienes redactaron el Pacto Nacional respondieron que dicho diálogo debería ser abierto, llevarse a cabo en el Palacio Nacional y con la presencia de las víctimas. La cita para firmar el Pacto ha quedado para el próximo 10 de junio en ciudad Juárez. Las y los juarenses tuvieron una discusión importante al respecto y una crítica certera desde mi punto de vista. Al redactar un comunicado al Movimiento de Javier Sicilia señalan que:

5. Nos oponemos a todo diálogo con el gobierno en Cd. Juárez, en Morelos o en cualquier punto del país, en tanto no existan garantías para el mismo, y los militares continúen en las calles.

Oponerse al diálogo y buscar la paz pareciera contradictorio, pero no lo es cuando el diálogo que se propone no es sincero. A unas horas de terminada la marcha la Secretaría de Gobernación anunció que impulsaría la aporbación de las reformas Ley de Seguridad Nacional que darían más atribuciones a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública y que constituirían una vulneración de los derechos fundamentales. No existe una sola señal de que el gobierno federal cambiará de estrategia y escuchará las demandas del movimiento.

Es ahí donde el diálogo se vuelve inútil y desgastante. Habría que recordar la gran reunión que tras la movilización por el asesinato del hijo Alejandro Martí, convocó a los tres poderes de la Unión y a decenas de gobernadores. Tras haberse escuchado el célebre; “Si no pueden, váyanse”. Nada ha cambiado, no han podido y todos siguen ahí.

No es momento para un diálogo con el gobierno. Hay en cambio la necesidad de un diálogo horizontal. El acercamiento que se hace necesario cuando los gobierno no escuchan. El diálogo de las víctimas y de quienes buscan cambiar la realidad de violencia por una de paz. El Movimiento Nacional por la Paz con Justicia y Dignidad, debería convocar a enriquecer el Pacto Nacional y no solo a adherirse a el, la Macrha finalmente la construyeron personas de todos los estados del país y de decenas de ciudades alrededor del mundo. El Movimiento debe convocar a todos los mexicanos a buscar los diálogos horizontales en todas las ciudades y poblaciones, a construir la fuerza social necesaria para someter a la clase política a las reglas democráticas y a la rendición de cuentas. Si cambian las condiciones (o mejor, si el Movimiento logra cambiarlas) el diálogo sería necesario.

Hay que liberarnos de los tradicionales esquemas de movilización social centralizada y explorar la democracia desde la base de la misma sociedad, desviar la mirada del camino trillado como driría Theodor Adorno.

Texto del Pacto Nacional:

http://bit.ly/jzEMIT

Texto de la carta de organizaciones de Cd. Juárez al Movimiento por la Paz:

http://bit.ly/lUoJ07

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

6 Respuestas a “Cuando dialogar.

  1. Excelentes reflexiones, me identifico plenamente con ellas y creo que vamos dándole al clavo. Si se trata de un Movimiento Ciudadano que busca abrir espacios de participación hasta ahora inexistentes en México y cambiar el estado actual de las cosas, exigiendo que se acabe la violencia y la guerra sin sentido y proponiendo, a la Ciudadanía, que juntos y de manera totalmente independiente nos avoquemos a la tarea, difícil pero no imposible, de construir un mundo mejor, comenzando por hacer de nuestro País México, una Nación donde impere la Paz, con Dignidad y Justicia, habremos de trabajar arduamente en el diálogo horizontal, entre Ciudadanos, y en fortalecer la Organización en todos los rincones (Comunidades) del País y del extranjero, que por cierto una gran disposición han mostrado, al identificarse y hacer suyas nuestras causas
    Focalicemos nuestras acciones en el Pueblo y luego veremos si comvocamos al gobierno a un diálogo
    ¡ESTAMOS HASTA LA MADRE!
    ¡NI UN MUERTO MÁS!
    ¡SI SE PUEDE!

  2. Es aberrante la manera en que ésta y tantas administraciones atrás han tomado a los ciudadanos como sus estúpidos. Pero, también es cierto que parte de la culpa es nuestra: por permitir estos tratos, no darnos nuestro lugar como el pueblo en una democracia (donde el pueblo y sólo el pueblo tiene el poder) exigiendo que se cumpla la voluntad de la ciudadanía; y aún más importante: por hacernos de la vista gorda, tolerar y hasta hacerla de “paleros” de las actitudes y acciones no éticas y que atentan contra el bienestar de todos (entiéndase corrupción en todas sus escalas)

    Considero que en estos momentos se deben aplicar ambas fuerzas, cambiando gradualmente la mentalidad que nos caracteriza, y exigir en el momento, la completa y total aplicación de la ley sin favoritismos; sin lugares, individuos o circunstancias a las que “no le apliquen” dependiendo de la vista del que le conviene. Solo así podremos comenzar a dar pasos importantes para el cambio de nuestra sociedad y nuestro país.

  3. Pingback: Cuando dialogar. (via Roblesmaloof’s Blog) « Jestoryas's Blog

  4. De acuerdo, no ha habido voluntad con este gobierno que no escucha. En los últimos diez años esa ha sido la constante; ellos tiene la razón y cuando ofrecen diálogo es para que escuchemos sus argumentos, los aceptemos y los promovamos. A mi me ha tocado ya en varias ocasiones y ese ha sido el común denominador, incluso con movimientos nacionales como el del Movimiento Magisterial de Bases que se gestó en Morelos, Cuernavaca. Los maestros nos entregaron las calles del Centro Histórico que por más de 80 días tenían cerradas y que afectaron a la economía de los negocios establecidos, ante la cerrazón de los gobiernos (federal y estatal) al no modificar su postura. Las consecuencias son funestas y están a la vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

Comunidad twitter

A %d blogueros les gusta esto: