El cerco al Congreso. La militarización del espacio común.

Ricardo, trabajador del hospital Balbuena, caminó más de una hora para poder cruzar el cerco y llegar a su trabajo.

El domingo 25 de noviembre por la madrugada el Estado Mayor Presidencial cercó la zona donde resido, en un perímetro de aproximadamente 10 km2 alrededor de la Cámara de Diputados en San Lázaro. He vivido toda la vida por ahí y ese día por la noche, tardé en llegar una hora y media más de lo normal a mi casa. Tomé algunas fotos y escribí algunas ideas en twitter.

El cerco abarca por lo menos 10 colonias, 5 avenidas principales, 3 grandes centros de distribución de alimentos, 5 estaciones del metro y 8 de metrobus. Millones de personas se ven afectadas dado que la circulación es solo por los lugares que indican los militares que resguardan las vallas. Creo que las plazas, parques y vialidades son un espacio común, ni del gobierno, ni de alguno de nosotros, ni de empresas. Son de todos. Por lo mismo su transformación en espacios vallados y militarizados, genera una desapropiación del ciudadano y una fractura en la conviencia política.

De las diversas preguntas que caben hacerse sobre este dispositivo militar, me hago la siguiente. ¿El Estado Mayor Presidencial tiene facultades para realizar este despliegue de seguridad con tales características?

Veamos que dice la Constitución

Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Es decir, los derechos no son absolutos se pueden restringir, pero para hacerlo se deben observar plenamente las condiciones establecidas en la propia constitución. Sobre el derecho al libre tránsito el artículo 11 establece que:

Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil…

Ahora bien, sabemos que el cerco obedece a que este 1 de diciembre se realizará el cambio de poder ejecutivo, lo que está consagrado en el artículo 87 constitucional:

El Presidente, al tomar posesión de su cargo, prestará ante el Congreso de la Unión o ante la Comisión Permanente, en los recesos de aquél, la siguiente protesta: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos…

En principio, estas tres disposiciones deberían ponderarse y no resultar contradictorias. Desde el punto de vista legal opino que Enrique Peña Nieto debe llegar al Congreso y tomar protesta. Estoy de acuerdo en que el Estado Mayor garantice la seguridad de Felipe Calderón, de Peña Nieto y de otras personas que así se decida. También pienso que el Congreso tiene el derecho a solicitar auxilio de fuerza pública adicional a su equipo de seguridad. Por lo que sé no lo ha hecho. Este análisis puramente legal contrasta con la inseguridad de la ciudadanía y la violencia desatada en todo el país. Los cuerpos de seguridad sino reprimen, cuidan solo a los políticos como ha sido documentado.

El artículo 4 del Reglamento del Estado Mayor Presidencial establece que una de sus misiones es:

Garantizar la seguridad del Presidente de la República, de su familia, de los mandatarios y altos funcionarios extranjeros que visiten el territorio nacional, de los ex Presidentes de la República, y de otras personas que por la importancia de su cargo o encomienda, o por su situación…

Creo que esta disposición es correcta. Razonablemente debe existir seguridad para quien ocupe la presidencia. Sin embargo, el día de hoy Calderón no estuvo en la Cámara, por lo que sé tampoco Peña Nieto. No conocemos de otra persona relevante que estuviera ahí y que mereciera tal dispositivo de seguridad. ¿Tiene el EMP facultad para expedir tarjetones a los vecinos de las calles cercadas?

Es claro que la reforma constitucional de 2011 estableció la primacía de los derechos humanos y el principio pro persona. En este caso la libertad fundamental de tránsito, debería priorizarse ponderándose sobre la seguridad del Presidente contenida en un reglamento secundario.  Mi argumento es que un operativo de tal magnitud y con múltiples restricciones, no refleja el principio de primacía de los derechos humanos que obliga a toda autoridad. En otro sentido, el principio de que todo ciudadano puede hacer lo que no le esté prohibido y que toda autoridad solo puede hacer lo que le esté expresamente permitido, parece invertirse.

Razonablemente podemos pensar, que el día de la toma de protesta o un día antes, podrían adoptarse las medidas de seguridad necesarias para el cumplimiento del acto obligado por la Constitución. Pero para ello tendrían que fundarlo y motivarlo. De esta manera sería claro que las libertades fundamentales se restringieron al mínimo, bajo los principios de legalidad, racionalidad, proclamación y  publicidad.

Nadie avisó, nadie informó, solo llegaron y cercaron nuestras colonias. Este cerco es el mayor que se haya visto como narra Alvaro Delgado. Yo no he escuchado o leído una fundamentación y motivación de esta medida. Es de facto, la suspensión de las garantías individuales. Proceso que establece el artículo 29 constitucional y que tendría que involucrar al Congreso, cosa que no ha sucedido.

Por eso salí ayer de mi casa, caminé unas cuadras hasta las vallas ubicadas en Congreso de la Unión y Fray Servando y traté de indagar el fundamento legal de tal acción. No intenté cruzar las vallas, no injurié, ni amenace a ninguna autoridad. No fui a provocar, ellos llegaron a mi colonia. Solo pregunté. Varios militares sin identificación (mi video) después de un diálogo breve, me sometieron, trasladándome atrás del cerco dónde me golpearon. Después me quitaron mi celular y me expulsaron en la esquina contraria del cerco. (Video de Efekto TV) Este es el video más completo de la secuencia de mi detención.

Nayeli Roldán y Angélica Mercado periodistas, observaron los momentos de la agresión. Muy a regañadientes los militares regresaron mi teléfono sin tarjeta de memoria, supongo que querían el video que filmé. Lo que además de constituir un robo, viola el criterio de la SCJN sobre revisión de dispositivos celulares. Desde que adquirí mi celular sabía que podía ser sustraído por fuerzas del orden y aplique técnicas de respaldo y protección como me han narrado la activista Paola Arnal de ciudad Juárez.

Fui a denunciar al Ministerio Público VC/3 a unas cuadras. La médico legista me pidió unas placas. Del Hospital Balbuena, peregriné a Xoco, luego a Iztapalapa, después a Tlahuac, dónde finalmente hubo Rayos X. Regresé a Balbuena para valoración de las lesiones y aunque el médico que me atendió amablemente, se caía de sueño, finalmente obtuve mi diagnóstico: “Aumento de volumen del codo izquierdo. Radiológicamente sin lesiones oseas”. Tengo una lesión muscular que inmoviliza mi brazo izquierdo por unos días. Nada grave es lo bueno.

Los militares del EMP al detenerme, vulneraron además del libre tránsito, lo contenido en el artículo 16 constitucional:

Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento

Y por encima de todo un derecho criminalizado en el sexenio de Calderón, el segundo párrafo del artículo 9 de la Constitución:

No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto, a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee.

Ayer denuncié penalmente a los militares del EMP. Hoy iré a la CNDH a poner una queja. Hablé con Sergio Aguayo y mis compañeras de Propuesta Cívica y quedamos de interponer un amparo contra el cerco.

Finalmente algunas consideraciones de tipo político. El cerco es el mismo de 2006 pero corregido y aumentado, por los días y la presencia militar en nuestras colonias. Quién ahora detenta el mando del EMP es Calderón, es quién dio la órden, pero con toda seguridad fue acordada con Peña Nieto. El problema de fondo no es mi codo, es el cerco ilegal. Aquí algunas reflexiones de Pepe Flores que comparto.

EL autoritarismo coloniza el discurso de manera insospechada. Varias personas de buena fe, otras no tanto, me decían ¿Qué hacías ahí? ¿Por qué los grabaste? “Son militares y sólo obedecen órdenes” ¿Sabías que es una orden del presidente? “Los fuiste a provocar”. Frases como las anteriores reflejan en buena medida, una ciudadanía que no está acostumbrada a saberse con derechos y que en su imaginario todos los derechos son para la quinta esencia de la autoridad, el presidente y los militares. La falta de oficio político de Calderón y Peña Nieto es palpable. ¿A quién se le ocurre colocar un cerco en una zona que mayoritariamente no lo quiere en la presidencia?

Quienes piensan que nadie debe preguntar el por qué de un cerco en su propia colonia y quedarse en casa callados, claramente les irá bien con EPN. Yo no soy así. Quienes consideren que grabar a las autoridades y hacerles preguntas no son un derecho fundamental, claramente no comparten con muchos mexicanos los derechos humanos, el principio de la no violencia y la confianza en la Constitución. La primera muestra que la protesta sirve es que hoy se relajó el cerco.

Mi madre me enseñó a caminar erguido. Como es del norte, quizá heredé su tono de voz seco y directo. He elegido esta manera de ejercer mi ciudadanía. Ni este gobierno, ni el que viene me harán cambiar de idea.

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

18 Respuestas a “El cerco al Congreso. La militarización del espacio común.

  1. Pingback: Anónimo

  2. Lic. Gerardo Silvestre Bello González

    En primer término debemos como tus compatriotas y, como ciudadanos; reconocer el valor civil y arrojo con el que enfrentaste a esos sujetos que hasta este momento, para vergüenza de ellos mismos y, de quienes los enviaron a realizar ese tipo de actividades cobardes y criminales, no han acreditado quienes son ni para que Entidad Pública o Privada Trabajan; pero es de presumirse que pertenecen al flamante grupo del Estado Mayor Presidencial. Lo deseable, desde mi punto muy particular de vista, sería convocar a una gran movilización ciudadana para reclamar que, en el lugar de los hechos se exija el inmediato retiro de ese acordonamiento que con meridiana claridad, es por demás un acto de autoridad arbitrario que trasgrede las garantías individuales consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Lo he comentado con muchos conocidos y amigos acá en Xalapa, Veracruz; y estamos en la mejor disposición de trasladarnos a la Ciudad de México a sumarnos, de ser necesario, a tal reclamo. QUEDAMOS PENDIENTES Y EN ESPERA DE LA CONVOCATORIA.

  3. Mariela Alatriste

    Arriba el norte.

  4. IRA

    TODOS UNIDOS, ASI DEBERIAMOS DE ACTUAR LOS MEXICANOS, ESTO ES AHORA, QUE SE ESPERA EL DIA DE MAÑANA QUE TOME POSECION, AHI SE DEMUESTRA LO QUE NOS ESPERAN EN LOS SEIS LARGOS AÑOS DE MAL GOBIERNO IMPUESTO !

  5. A.LOPEZ

    COMPARTO TU INDIGNACION. TENEMOS QUE EXIGIR NUESTROS DERECHOS SI NO SIMPLEMENTE NO FUNCIONAN. YO NO SOY BORREGO ALZO LA VOZ PARA DEFENDER MIS DERECHOS

  6. Creo que tu valor y conocimiento de los derechos humanos evitó que te causaran más daño. Cuántos atropellos se han quedado silenciados precisamente porque no sabemos manifestar la indignación con la fuerza necesaria. Se han derribado las vallas y puede considerarse que has sido promotor de ello. Gracias por tu ejemplo que servirá para que más ciudadanos sepan que el límite del autoritarismo procaz, es nuestra conciencia y valor cívicos.

  7. Sonia

    Claro que es una verguenza la prepotencia con que se conducen estos sres. aquí en Qro. es una pesadilla cada que se le ocurre a algún politiquillo de “renombre” venir ya que trastocan nuestro diario vivir, todavía que son unos dependientes de nuestro impuestos
    se dan el lujo de fregarnos…un abrazo Jesús.

  8. apoyo total a tu manera de pensar a pedir que se respete el libre transito en nuestro pais y de salvaguardar los derechos fundamentales de cada cuidadano mexicano. gracias por tu forma de acercarnos a los hechos y como dije y reitero apoyo total.

  9. Pues para que vean de que trata Peña Nieto, es peor que Calderón, ya lo verán.

    No tienen porque cerrar tanto espacio, que solo cerquen la cámara y su perímetro, el flequinis puede llegar en helicóptero y listo.

  10. Pingback: Yo los lleve al poder

  11. Sergio

    Yo también pregunté pero en la calle de Bolívar, en el Centro Histórico, por qué había vallas, y nadie me supo contestar de manera clara. Me sorprendió ver el exceso.

    Sin embargo no sabía que los vigilantes de ese cerco son militares del Estado Mayor, pues en su vestimenta no traen nada que los identifique, sólo una insignia que dice “seguridad”, pensé que eran de policía privada contratada para la ocasión, pero luego me di cuenta de la realidad.

    Es lamentable que en el Distrito Federal, donde estamos acostumbrados a ejercer las libertades civiles (a pesar de algunos resbalones de Ebrard), se estén dando este tipo de situaciones prepotentes y autoritarias. El nuevo Gobierno Federal tiene que mostrar mayor sensibilidad ante la ciudadanía: el marco constitucional en materia de derechos humanos, aprobado el año pasado incluso con el apoyo del propio PRI, lo obliga tanto en términos jurídicos como políticos a obedecerlo sin ambigüedades.

    Resulta evidente también que el personal militar requiere mayor capacitación pero sobre todo que sus integrantes cumplan con el perfil psicológico para el puesto específico que desempeñan, así como una formación ética que los capacite a otorgar un trato respetuoso a la ciudadanía, incluso a la inconforme con las acciones de gobierno y de manera independiente a sus afiliciaciones partidistas o ideológicas. Están obligados a ello en su calidad de servidores públicos.

    Afortunadamente hay muchos militares que sí cumplen de manera responsable con sus funciones, pero por el comportamiento indebido de unos, la imagen de todas las fuerzas armadas se ve deteriorada.

    Felicidades a Jesús por su valiente, consciente y congruente labor ciudadana y como defensor de los derechos humanos.

  12. Pingback: Los 10 tuits de la semana | | Animal Político

  13. alvaro brandon

    Hola Jesus Robles Maloof, me puedes enviar tu correo electronico a fortgreen@yahoo.com para enviarte unas imagenes de detenciones arbitrarias en la calle de Madero y Palmas el Sabado 1 de Diciembre a las 13.30pm aprox. Gracias y un cordial saludo. Alvaro B

  14. Pingback: ¿ESTÁN DETENIDOS LOS VERDADEROS CAUSANTES DEL VANDALISMO DEL 1 DE DICIEMBRE? PARECE QUE NO. POR JESÚS ROBLES MALOOF - Desierto Urbano

  15. Pingback: Con la cicuta en el bolsillo | Yo los llevé al poder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: