Mi familia

(Esta carta fue originalmente escrita para un encuentro entre la familia de mi abuelo Salomón y mi hermana Tely realizado en Douma Líbano, en febrero de 2012. La reeleo en marzo de 2013  mientras Joseph, Siham y Hayatt caminan por los pasos que Salomón pisó hace 80 años en Julimes, Chihuahua. Mi tía Haifa pidió a sus hijos que fueran a conocer a la familia de su hermano. Tres años después de su muerte cumplieron con un profundo amor. Un círculo se cierra y otro se abre.)

Pertenezco a una tribu que, desde siempre, vive como nómada en un desierto del tamaño del mundo. Nuestros países son oasis de los que nos vamos cuando se seca el manantial; nuestras casas son tiendas vestidas de piedra; nuestras nacionalidades dependen de fechas y de barcos. Lo único que nos vincula, por encima de las generaciones, por encima de los mares, por encima de la Babel de las lenguas, es el murmullo de un apellido.

Amin Malouf. Orígenes.

Estamos llorando por los días que han pasado y que no hemos podido vernos.

Joshep.

 

Hoy 23 de febrero de 2012, después de más de 80 años, la sangre y el aliento de don Salomón Maloof regresaron a suelo libanés. Su nieta Tely, visita la tierra que le vio nacer. Ella lleva también la sangre y el aliento de los Maloof que crecieron en México pensando siempre en el país de su padre y abuelo amoroso. Tierra donde nuestra familia, con toda seguridad, pensaba en nosotros también.

El murmullo de nuestro apellido como dice Amin, nos mantuvo unidos a pesar de los años y la distancia. Decenas de cartas cruzaron los mares, portando llanto, alegría o nostalgia. Minutos, semanas y años de pensamientos sobre los nuestros que lejos vivían.

¿Quiénes de nosotros no habremos soñado con encontrarnos sea en México, o sea en Líbano? ¿Quiénes de nosotros no habremos soñado con reunirnos un domingo a la sombra de un árbol para comer y reír juntos?

Internet permitió encontrarnos, vernos y escribirnos. Hace dos años Nicolás llegó hasta Chihuahua para romper con las décadas de distancia física, abriendo la puerta del encuentro que nunca más será cerrada. No hablaremos los mismos idiomas, pero nuestros rostros comunican sin dificultad, el amor y la alegría de sabernos unidos. Las anécdotas de nuestra crianza, los valores similares con los que fuimos formados, el impulso de querer encontrarnos pese a las dificultades.

Hoy se cierra un círculo que nuestro querido Salomón abrió el siglo pasado. Se cierra y permite que se abran muchos más. Círculos de encuentro, de cariño, de alegría. Generaciones de nuestra familia crecerán en adelante separados por países y mares, pero siempre unidos por las letras de un apellido que contienen, en esencia, el poder del amor que practicaron nuestros ancestros.

Cuando me preguntan que es la familia, respondo cualquier cosa, pero en mi interior pienso en ustedes, en la imagen que construí de sus rostros y sus sonrisas. De sus casas en el pueblecito de Douma que mi hermana pisará. De la imagen de ir caminando de frente, sonreírnos y abrazarnos. Al mirar sus rostros en imágenes, les reconozco como familia, veo a mi abuelo a quien nunca vi, pero que está en Ustedes y está en mi. Eso es la familia.

Haifa y Salomón nunca volvieron a verse cuando el migró hacia México, hasta hoy. Volverán y volveremos a encontrarnos en el desierto del norte. Volverán y volveremos a encontrarnos en las montañas libanesas.

 

Mi familia es mi nación. Con amor.

 

Jesús Robles Maloof

 

Acerca de roblesmaloof

Soy defensor de derechos humanos, entusiasta de los efectos transformadores de las tecnologías de la comunicación. Desde hace años he decidido unir mi voluntad a quienes luchan contra la corrupción, la violencia y la impunidad. Integro desde 2010 los colectivos de activistas digitales Contingente Mx y Enjambre Digital. Colaboro como Senior Lawyer en New Media Advocacy Project. En 2014 fui nombrado junto con otros activistas como "Héroe de los Derechos Humanos y las Comunicaciones" por la organización internacional Access Now. Escribo columnas periodísticas sobre derechos humanos en los portales digitales SinEmbargo Mx y Vice México. Abogado por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Humanidades y estudios de Doctorado en Derechos Fundamentales por la Universidad Carlos III de Madrid. En 2008 obtuve la medalla al mérito por la Universidad Autónoma Metropolitana. De forma voluntaria represento y defiendo jurídicamente a periodistas y defensores de derechos humanos amenazados, y dedico tiempo a aportar defensa legal al albergue de migrantes La 72 en Tenosique, Tabasco. Me gusta transportarme en bici, usar la foto y el video para las causas sociales, ir al cine, comer en fondas y nadar en el Mar de Cortés.

2 Respuestas a “Mi familia

  1. GRACIAS por compartir su vida familiar Lic. Robles, ahora veo que el amor por México por parte de usted es ¡ENORME! si los mexicanos tuvieran el 50 % de ello ya hubiéramos solucionado tantos problemas que nos están perjudicando. ¡saludos con todo el aprecio y respeto a toda la Familia !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 5.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: